12 Lugares que ver en Emiratos Árabes alucinantes

Lugares que ver en Emiratos Árabes

¿Sueñas con viajar al corazón de Oriente Medio? ¡No te pierdas estos 12 lugares que ver en Emiratos Árabes!

La mayoría, cuando piensa en los Emiratos Árabes Unidos, piensa de inmediato en los rascacielos de Abu Dhabi y de Dubái, en lujosos centros comerciales y en alucinantes playas urbanas.

Pero los Emiratos Árabes tienen mucho más para ofrecer: es una tierra de oasis, desiertos y dunas, de mezquitas y de pueblos beduinos, de ciudades ultramodernas y de antiguas fortalezas. Una tierra de contrastes en donde el pasado, el presente y el futuro, convergen a un ritmo vertiginoso.

Los Emiratos Árabes Unidos se ubican en una zona continuamente habitada desde la edad de bronce, pero se trata de un país relativamente nuevo.

Se compone de 7 emiratos, cada uno con sus propias singularidades, tanto históricas como culturales y geográficas. Linda al sur con el sultanato de Omán y al norte, cruzando las tranquilas aguas del golfo de Pérsico, con Qatar.

Así que, tanto si estás preparando tu próximo viaje, cómo si simplemente te ha picado el bicho viajero de la curiosidad, sigue leyendo y anota: estos lugares que ver en Emiratos Árabes, y en la región, completamente alucinantes.

Lugares que ver en Emiratos Árabes sorprendentes

1. Dubái

El emirato de Dubái es la ciudad de los rascacielos imposibles, los centros comerciales colosales, los resorts de lujo y algunas de las mejores playas de Oriente Medio.

Dubai, Emiratos Árabes

Rodeada de un desierto que se extiende hasta el horizonte, a orillas del golfo Pérsico, parece imposible que Dubái (o que una ciudad como Dubái) exista, pero vamos, que es real, y cada año afirma más y más su posición como destino de primer nivel internacional para el turismo de lujo.

Lo que fue un pequeño pueblo costero hace apenas unos siglos, ¡hoy es una de las ciudades más modernas del mundo! Además, es una de las paradas que más te gustará si haces un crucero Dubái y Emiratos Árabes.

Algunos de los mejores planes que hacer en Dubái son:

  • Desafiar los límites de tu vértigo subiendo al observatorio de la planta 124 del Burj Khalifa, el edificio más alto, que deja uno de los mejores skylines del mundo;
  • Ir a playa: las mejores son Sunset Beach, la que tiene el mejor atardecer, Kite Beach, la mejor para practicar deportes acuáticos, y JBR Beach, la mejor ubicada, por su cercanía a la Marina de Dubái.
  • Pasear entre los más de 150 puestos del Zoco de las Especias, o por los miles de locales y cientos de puestos de comida del Dubái Mall,
  • Descubrir el histórico barrio antiguo de Al Fahidi, donde se encuentra el Fuerte de Dubái, hogar del Museo de Dubái;
  • Visitar la Mezquita Jumeirah, la única de la ciudad que admite a personas ajenas al islam, y que ofrece visitas guiadas todos los días —excepto los viernes— a las 10 y a las 14 horas.
  • Si a esta altura ya no aguantas el calor, puedes terminar el día dándote un chapuzón en la vecina playa de Jumeirah, a un paso de la mezquita.

2. Abu Dhabi

Uno de los lugares que ver en Emiratos Árabes imprescindibles es su capital, es Abu Dhabi, una ciudad que va a la zaga de la cercana Dubái en cuanto al lujo, a la arquitectura descomunal y, desde hace algunos años, al turismo.

Aquí casi todo se siente como nuevo:

  • El museo más importante de la ciudad, el Louvre, ubicado en la isla de Saadiyat, fue inaugurado en 2017;
  • la mezquita más grande del país, la mezquita Sheikh Zayed, una de las más maravillosas del mundo (no te pierdas la visita por la noche, para ver cómo se ilumina); y
  • el Corniche, un paseo marítimo de más de 8 kilómetros que atraviesa playas, parques y jardines, que fue extendido a principios de los años 2000.

Además, claro, en toda Abu Dhabi abundan los centros comerciales, como el Marina Mall, y los parques temáticos, como el Ferrari World.

Para tener la mejor vista de la ciudad, sube hasta la planta 74 de la segunda torre de las Torres Etihad, donde se encuentra el Observation Deck at 300, un punto de observación de 360°.

3. Fuerte Al Jahili en Al Ain

A unos 150 kilómetros de Abu Dhabi (aunque aún dentro del emirato), en la frontera con Omán, se encuentra Al Ain, la ciudad jardín de los Emiratos Árabes.

Las razones para viajar hasta Al Ain son varias.

La ciudad cuenta con 7 oasis (de los que obtiene su apodo), irrigados con un antiquísimo sistema llamado falaj; con el mercado de camellos más grande del país; y con el Fuerte Al Jahili.

Este último, erigido en 1891 para proteger a los cultivadores de palma, fue la residencia de verano del Sheik Zayed I, y ha sido, desde su construcción un símbolo de poder, tanto en la ciudad como en el emirato de Abu Dhabi.

4. Sharjah

A la sombra de Dubái se alza Sharjah, la capital cultural del país, uno de los lugares que ver en Emiratos Árabes que no te puedes perder.

Mientras en Dubái te sumerges en el lujo, aquí te adentrarás en el mundo de las mezquitas.

La mezquita más grande es la mezquita Sharjah, mientras que la más antigua (de todos los Emiratos Árabes) es la mezquita Al Badiyah, construida en 1446.

Una última mezquita que no te puedes perder es la mezquita Al Noor, inspirada en la mezquita Azul de Estambul, con su clásico diseño otomano.

Por último, esta no sería la capital cultural de los Emiratos Árabes sin sus museos. El mejor: el Museo de la Civilización Islámica.

5. Isla Shuweihat

Uno de los mejores lugares que ver en Emiratos Árabes, en especial para los amantes de la playa, es la Isla Shuweihat, a 160 kilómetros por carretera desde Abu Dhabi.

Esta isla prácticamente desierta es ideal para pasar el día o para quedarse a acampar.

Ten en cuenta: en la isla no hay grandes poblados ni tiendas, así que lo mejor será que compres todo lo que vayas a necesitar antes de ir (el pueblo más cercano es Ruwais).

6. Desierto de Rub al-Jali

También llamado Empty Quarter, el desierto de Rub al-Jali forma parte del desierto de Arabia, uno de los más grandes del mundo: 650 mil km2 de arena, en gran parte inexplorado, incluso por los beduinos que lo habitan.

El Empty Quarter cubre gran parte de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen.

Una de las mejores maneras de conocer este universo de dunas anaranjadas es viajar en coche desde Abu Dhabi, ya sea al Oasis de Liwa (en donde se encuentra la Duna de Moreeb) o, igual de popular, al famoso Anantara Qasr al Sarab Desert Resort.

7. Duna de Moreeb

Cerca de la frontera con Arabia Saudita, en el Oasis de Liwa, al sur del emirato de Abu Dhabi, se encuentra la Duna de Moreeb, una de las dunas más altas del mundo.

Sus 300 metros de altura son un imán para los amantes de los paisajes surreales: las vistas desde arriba (si es que conquistas el difícil ascenso), sobre todo al atardecer, son realmente alucinantes.

Además, otra razón para viajar a la Duna de Moreeb, es la oportunidad de visitar las comunidades de beduinos que habitan en la zona.

8. Fujairah

El último lugar que ver en Emiratos Árabes es el emirato de Fujairah, ubicado sobre la costa este del país, a orillas del golfo de Omán.

En su capital homónima, el contraste con Dubái, Abu Dhabi y hasta Sharjah es enorme: se trata de una ciudad de unos 100 mil habitantes, con un ritmo relativamente relajado y un aura bastante más auténtica. Lo más interesante para ver en la ciudad es sin duda el Fuerte de Fujairah, el más antiguo del país, construido hace más de 400 años como fortaleza defensiva y residencia real.

Lugares que ver cerca de los Emiratos Árabes

9. Omán

Si viajas a los Emiratos Árabes, el vecino sultanato de Omán es prácticamente una visita obligada en tu viaje.

Lejos del desmedido despilfarro económico, arquitectónico y turístico de los Emiratos, Omán se mantiene casi como tierra virgen en las rutas del turismo tradicional.

Esto significa, que se trata de un país que ha logrado mantener mucho más intactas sus raíces culturales, así como sus maravillas naturales y, quizás lo mejor, su gente es extraordinariamente hospitalaria.

Es uno de los países más amigables, auténticos y seguros de toda la península arábica. Vamos, que si andáis por ahí no lo puedes pasar por alto.

Dos lugares en Omán son imprescindibles: Mascate, su capital, y las Montañas Hajar.

10. Mascate

Un mar de blanco sobre la costa del golfo de Omán, una ciudad que lleva siglos acentuando su relevancia en las rutas comerciales de la región, una capital que acoge a la mitad de la población del país (apenas un millón y medio de habitantes): eso es Mascate.

Como en toda ciudad de la península arábica, una de las mejores cosas para hacer en Mascate es visitar sus mezquitas. La más impresionante es la mezquita del Sultan Qaboos, con sus 5 minaretes y su imponente interior.

Además, puedes asistir a un evento en el Royal Opera House (o, simplemente, acercarte a maravillarte con su arquitectura) o, si el calor te resulta demasiado, ir a pasar el día a la playa Qurum; y cuando el sol baje, aprovecha para caminar por el Corniche de Mutrah.

11. Montañas Hajar

Una de las mejores escapadas por el día que puedes hacer desde Mascate es visitar las montañas Hajar, una extensa cadena montañosa que se extiende entre el norte de Omán y (en menor medida) el este de los Emiratos Árabes Unidos.

En esta escénica región de la península arábica abundan los senderos y, está permitido acampar libremente. Eso sí, es fundamental ir preparado, ya que no debes olvidar que estás en una zona desértica, una de las más calientes del planeta.

Las mejores zonas para hacer senderismo en las montañas Hajar son Wadi Nakhur, el segundo cañón más profundo del mundo, y Jebel Shams, el pico más alto de Omán.

12. Doha

Doha es la capital del emirato de Qatar, y este año vas a escucharla nombrar hasta el cansancio, porque aquí es la sede del Mundial de Fútbol 2022.

Doha, Qatar

La línea arquitectónica de la ciudad recuerda a la de Dubái, por sus rascacielos que se iluminan de un sinfín de colores cada noche.

Esta es una ciudad (también, al igual que Dubái y que Abu Dhabi) perfecta para ir de compras, tanto a uno de sus centros comerciales —el más grande es el de Al Hazm—, o a los puestos más tradicionales de su casco antiguo en Suoq Waqif.

Y si quieres aprovechar para visitar uno de los pocos museos de la ciudad, el más interesante es el Museo de Arte Islámico (que, además, es gratis).

Seguro que ya te vas haciendo a la idea: los lugares que ver en Emiratos Árabes, son muchos, y muy variados.

Se trata de una región apartada del mundo, prácticamente inexplorada por las rutas masivas del turismo, de una tierra que espera, paciente, a ser explorada, descubierta y, sobre todo, disfrutada.

Si buscas un crucero para tus próximas vacaciones, además de uno por Dubái y Emiratos Árabes, puedes buscar aquí otros cruceros de última hora. ¡Feliz viaje!

Sara Rodríguez

Viajera empedernida con una única misión: Ayudarte a planificar tu próximo viaje fácilmente y que lo disfrutes al máximo.

En este blog de viajes encontrarás todo lo que necesitas para inspirarte y organizar tu próxima aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de privacidad

Únete a la comunidad viajera. ¡Ya somos más de 300 mil viajeros!


He leído y acepto la Privacy Policy