Viajar a Islandia en invierno: qué ver, horas de sol, consejos, ¡y mucho más!

invierno en Islandia

¿Estás pensando en viajar a Islandia en invierno? No te pierdas este post con todo lo que necesitas saber para disfrutar de la isla en esta época del año.

Visitar Islandia en invierno es de las tres mejores cosas que posiblemente hagas en toda tu vida. ¡Es una época del año mágica!

Te voy a contar que ver y hacer en Islandia durante los meses de invierno para que tu experiencia sea inolvidable.

¿Por qué ir a Islandia en invierno?

Porque los lugares de invierno hay que visitarlos en invierno, con su frío, su nieve, su atmósfera brumosa propia del norte. Para realmente sentir un lugar así hay que hacerlo en su momento.

Es cierto que si visitas Islandia en verano, podrás experimentar el sol de medianoche, pero no hay nada que supere un buen baile de auroras boreales en el cielo, y eso solo pasa en pleno invierno.

Horas de sol en Islandia durante el invierno

Es muy importante saber sobre las horas de sol disponibles en esta época del año ya que marcará vuestro calendario de actividades. 

Durante el invierno la luz solar es bastante escasa, solo unas 4 o 5 horas de sol diarias.

Las salidas para ver auroras boreales suelen hacerse en horario nocturno, pero el resto de actividades se hacen durante el día.

Qué ropa llevar a Islandia en invierno

No te voy a engañar, en invierno en esta isla hace frío…mucho frío. Hay un refrán nórdico que dice: “No hay mal tiempo, hay mala ropa”.

Con una buena preparación de ropa para ir a Islandia en invierno y siguiendo el modo de vida islandés – allá donde fueres, haz lo que vieres-, todo va a ir estupendamente.

Además ten en cuenta que en los países del norte, absolutamente todos los interiores están super climatizados, además en Islandia cuentas con un montón de piscinas calientes donde zambullirse.

Si vas en octubre o noviembre, lleva buenos guantes, gorro, camisetas interiores, calcetines y leotardos térmicos. Unas buenas botas que no se calen pero que estén forradas por dentro, si es de pelo mejor. 

Evita la ropa vaquera ya que se cala con facilidad. Lleva un buen chubasquero que te cubra completamente, recomiendo uno tipo poncho.

Si vas en diciembre o enero, no es descabellado pensar en vestir un mono de sky de cuerpo entero.

Islandia en Navidad

La navidad en Islandia es realmente especial. Diciembre se llena de misterio y leyendas. 

Una de las grandes curiosidades de esta isla sucede justamente en esta época de Islandia en diciembre.

¿Sabías que en aquí no hay un Santa Claus? ¡Hay trece! Sí, trece ni más ni menos.

Los “hombres de la navidad”, en islandés jólasveinarnir o jólasveinar son figuras del folklore islandés, se visten parecido a papá Noel y actúan igual que él: dejando regalos a los niños.

Salen de uno en uno de su morada en Dimmuborgir empezando el día 12 de diciembre hasta el 25.

Dimmuborgir es un lugar que tienes que visitar por su paisaje marciano -se trata de pedruscos de lava solidificada- y porque durante esta época, podrás ver a los famosos jólasveinar.

Cosas que hacer en Islandia en invierno

Reykjavik en invierno

Si visitas Islandia tanto en invierno como verano lo natural es que aterrices en su capital: Reykjavík.

Aunque pequeña, es una pequeña ciudad llena de vida. Las atracciones realmente no son muchas allí, ya que Islandia es sobre todo naturaleza en estado puro.

Puedes visitar la iglesia principal, ​​Hallgrímskirkja, que es además el edificio más alto de toda Islandia. Pasearas mil veces – ya que no hay muchas más calles en el centro- por la Laugavegur, su calle principal.

Finalmente recomiendo acercarse al “Harpa”, edificio con una magnífica acústica que es un centro de conciertos y conferencias de la ciudad. Allí viví una edición del famoso festival de música: Sónar.

Por que eso sí, y que no se te olvide, en cuanto a música los islandeses son únicos. La aman. Tan sólo 300.000 habitantes y el 99% de ellos pertenecen a un coro o a un grupo musical. Alucinante, ¿no?

Realmente Reykjavik es la plataforma de salida para ir y volver de lugares imprescindibles como el Círculo dorado.

Círculo dorado

El famoso “golden ring” está conformado por tres de las atracciones que ningún turista debe perderse: el Geysir, Gullfoss y Thingvellir.

El Geysir, ese gran chorro de agua caliente que cada pocos minutos explota y sale de la tierra alzándose metros sobre las cabezas de quien lo ve, casi no necesita presentación.

Gullfoss, la cascada dorada, es la brecha en la tierra más imponente que he visto en mi vida. Nada que envidiarle en tamaño y caudal a las cataratas del Iguazú, pero menos conocidas.

Por cierto, te aviso que en islandés, “foss” significa cascada, y te vas a hartar de verlas y leer ese nombre.

Por último: Thingvellir, que significa “la explanada de la asamblea”. Es el lugar histórico más importante de la isla, ya que aquí se fundó en el año 930, el Alþingi una de las instituciones parlamentarias más antiguas del mundo. Se trata de la primera democracia creada en el planeta.

No te puedes perder esta excursión por el Círculo de Oro donde verás estas impresionantes atracciones que te acabo de contar.

Blue Lagoon

La famosa “laguna azul” también se encuentra muy cerca de Reykjavik y es una de las principales atracciones.

Aguas termales turquesas en un complejo de ensueño, lleno de puentes de madera que surcan entre la bruma que se desprende del agua caliente, mientras te sirven bebidas en bandejas flotantes.

Sí, es increíble…y caro.

Si quieres una opción más económica y tienes tiempo, mi recomendación es que disfrutes de lo mismo en los baños del norte, una versión íntima de la blue lagoon. Se trata de los baños termales de Myvatn, al norte de la isla.

En esta excursión a la Laguna Azul de 4 horas te podrás bañar y relajar en este precioso balneario de aguas volcánicas.

Ver auroras boreales

¿Qué es ese baile surrealista en el cielo? ¿Qué son esos colores que se transforman en mil formas dinámicas?, ¿Es una proyección?, ¿Es natural? No puede ser.

Cuando se observan por vez primera las auroras te surgen mil cuestiones en la cabeza, mientras tus pelos están de punta, tus ojos desorbitados y tu razón completamente desmontada.

No lo vas a olvidar jamás. A mí, las auroras aún me persiguen. Ya están dentro de mí para el resto.

Es importante tener claro que las auroras se ven en condiciones lumínicas especiales: total oscuridad y estando el cielo despejado.

Sucede muchas veces que turistas van a Islandia para ver auroras, luego está nublado y se frustran. Bueno, la naturaleza es impredecible y hay que tenerlo siempre presente para ahorrarse disgustos.

Si prefieres visitar los lugares con la ayuda de guías locales, puedes comprobar este tour de la aurora boreal en el que verás este increíble fenómeno natural y aprenderás sobre sus curiosidades y supersticiones.

El Norte de Islandia

Si tienes tiempo suficiente, lo ideal es rodear la isla y llegar al norte.

En La zona del lago Myvatn, podrás visitar varios de los lugares más impresionantes que además fueron escenarios de la serie Juego de Tronos:

  • Dimmuborgir,
  • el propio lago Myvatn y la Grjótagjá – una cueva de aguas termales – y
  • Namafjall, un área donde sale humo de la tierra y que huele a azufre sin duda.

Sara Rodríguez

Viajera empedernida con una única misión: Ayudarte a planificar tu próximo viaje fácilmente y que lo disfrutes al máximo.

En este blog de viajes encontrarás todo lo que necesitas para inspirarte y organizar tu próxima aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de privacidad

Únete a la comunidad viajera. ¡Ya somos más de 300 mil viajeros!


He leído y acepto la Privacy Policy